Misión - Visión

 

El  Proyecto Educativo Institucional busca el crecimiento y la formación personal en los alumnos y alumnas a través de la educación integral que se plasma día a día en nuestra institución. El propósito es formar bajo consideración de las “nuevas generaciones” y desarrollar en ellos/ellas actitudes y aptitudes que requiere el Chile de hoy, por lo cual es fundamental insertar valores, actitudes convencionales y por supuesto el desarrollo académico.

En cada integrante de nuestra comunidad educativa se reflejarán los sellos del Colegio Miguel de Cervantes, los cuales nos honrarán como una institución educativa única, seria, segura y permanente perfeccionamiento, donde con mucho compromiso y profesionalismo contribuimos en la construcción de un futuro lleno de expectativas hacia nuestros niños y jóvenes.

 

                                                            VISIÓN

 

Proyectarnos como una entidad educativa de excelencia al alcance de toda la comunidad, con una organización seria, segura y responsable, fundamentándonos en el mejoramiento continuo y cuyo objetivo primordial es la constante búsqueda del saber y mejores alternativas de vida para una mayor proyección personal y social de nuestros estudiantes.

 

                                                                     MISIÓN

 

Trabajar en la “creación de las condiciones que guíen y apoyen a los alumnos y alumnas en su crecimiento como un ser capaz de vivir y convivir, hacer y conocer, en un desarrollo con consciencia social”, integrados a su comunidad, poniendo énfasis en la adquisición y desarrollo de competencias y habilidades y, de las relaciones interpersonales requeridas en la sociedad actual.

 

Declaración de Principios.

Nuestro Proyecto Institucional se sustenta en cinco principios fundamentales que le dan coherencia y sentido al quehacer pedagógico y le identifican como Unidad Educativa en su proyección hacia la comunidad que le circunda. Estos son:

 

  • La Disciplina. La disciplina, esencialmente formativa, moldea el carácter, incorpora hábitos y fortalece la voluntad. Ella constituye el basamento fundamental para toda la vida. Crear un ambiente propicio para el estudio, la reflexión y el diálogo, facilitando así el desenvolvimiento exitoso de los alumnos en el mundo futuro.

 

  • El Respeto. Aceptar y conducirse en las normas establecidas en relación a la convivencia con otros y  la organización definida para el logro de los objetivos deseados por la institución. Manifestar  actitudes, modales y gestos adecuados de cortesía, cuidado y auto cuidado.

 

  • La Responsabilidad. Cada uno es único y es siempre valorado, tanto por sus logros como por cumplir seria y puntualmente con todos los deberes y compromisos adquiridos en coherencia con la proyección del Establecimiento como formador de profesionales destacados.

 

  • La Resiliencia. En el esfuerzo está el alcanzar el pleno desarrollo de las máximas potencialidades de todo el alumnado. Las dificultades sólo nos orientan a seguir buscando más y mejores alternativas en el logro de objetivos.

 

  • El Emprendimiento. Trabajar en el desarrollo de habilidades técnicas y sociales que permitan al estudiante enfrentar en mejores condiciones los cambios y desafíos que plantea la sociedad globalizada del siglo XXI.